26 de diciembre de 2007

¡Bella temporada!


¿Qué es la navidad?... y ¿quién es al fin el que trae los regalos?... Quisiera saber cómo soportar la falta de identidad, deseo explicarle bien a los infantes la relación que tiene el Niño Dios y Papá Noel, bien puedo imaginar que Papá Noel es el mensajero del Padre del niño y que este no sabe que por ser hijo del rey tiene servicio de mensajería y le da también por traer regalos… Otra duda ¿donde dejan a los reyes magos?... estos también traen regalos el seis de enero… aunque solamente en los hogares en los que Papá Noel no recibió la quincena a tiempo, o que no se pudo endeudar por estar reportado en Data Crédito. Entiendo por esto, que todo consiste en el hecho simple de compartir nuestros frutos recogidos con otros, pero ¿es este el objetivo de la navidad?... Inevitablemente me encuentro con lo mismo, el regreso de algunos amigos al país, el rostro de alegría de mi sobrino al destapar los regalos, la aparición de recuerdos que solo la memoria sabe traer en esta época y que provocan unas lágrimas melancólicas, las reuniones maravillosas y luego…Nada más.


Coincidimos muchos en pensar que las fechas que se celebran en el mes de diciembre consisten básicamente en una forma maquillada de presionar al pueblo hacia el consumo masivo y así mejorar las ventas, sin embargo, a pesar de este fin exclusivamente capitalista, surgen sentimientos que por una vez en el año están orientados a acciones benéficas a la sociedad. La promulgación de la paz, del amor, el compañerismo, el desprendimiento sobre lo material; todos estos condimentan el ambiente y por lo tanto, se hace mágica la temporada.


Muchos son guiados por el ambiente y de repente, se acuerdan de Dios, un proceder que no comparto, hasta el punto de considerar esto como El Error de la humanidad, pues simplemente nos acordamos de Él en algunas temporadas… como si Dios solo estuviese presente en navidad o cuando tenemos problemas. A Dios poco le importa el manejo que le damos, pues es inmutable y no se hace más grande si lo buscamos o no, ahora bien, que no se tome lo dicho como una campaña religiosa; el beneficio de una relación con el Todopoderoso es pues solo para nosotros, que somos los seres limitados, tan limitados que necesitamos de estos placebos como la navidad para ser felices.


No sé bien en que momento nos entregamos a la navidad de esta forma, solo sé que pocos tienen claro el sentido de esta temporada. Inevitablemente para muchos los excesos serán símiles de felicidad, veremos seguramente en ejercicio las cosas tristes y aburridoras de la época y pensaremos que es correcto comportarnos así; no faltarán obviamente los borrachos y la gente que se cree con dominio público, que actúa como capataz de negocios ilícitos (también mal llamados traquetos o decorosamente conocidos como empresarios de alto riesgo) y aquellos a quienes nada les importa, porque es navidad y todo el desorden y los abusos son normales, además es el momento de desinhibirse y liberar toda la presión de cinco meses de trabajo (en algunos casos hasta de once) y por eso no es grave pasar por encima de otros. Sí, está es la navidad que mi Cali bella me ha mostrado estos últimos años, espero que para la próxima seamos más los que pasemos esta temporada un poco mejor, divirtiéndonos en buena medida y sobre todo, reflexionando sobre el año que pasó, haciendo contrapeso a los que aún no han descifrado lo que significa esta temporada. A todos los que han seguido el trazo de mis cuentos y escritos deseo compartirles lo siguiente:


Cada cual recibirá este año que viene lo que ha sembrado, por eso solo les deseo que Dios les de sabiduría para sembrar bien el año que empieza.


2 comentarios:

laura dijo...

buh!! q bonito!
feliz foforro! feliz navidad

Angela María dijo...

Hola señor! nada.. solo queria saludarlo y decirle que la funcion de hoy estuvo vastante entretenida. Pues mi nombre es Angela Ma. Forigua y soy una bogotana de visita en su ciudad, la cual acostumbro a frecuentar debido a que mi papa vive por estas tierras.
Cuando viajo a cali, no pierdo oportunidad para ir a oir su tan entretenida carreta en la loma da San Antonio, la cual de alguna manera me trae de regraso a La Candelaria, mi barrio, mi sitio fabvorito en la ciudad de Bogota.. Lastimosamente mañana viajo a mi querida ciudad y una de las cosas que extrañare son sus funciones, pero espero que prontamente usted y su amigo banbi se unten un poco de rolo y suban a Bogota a echar buenos cuentos en el chorro de quebedo o en un espacio que tiene la U. Externado de Colombia para tan magica labor!! Con lo cual quiero decir que estan cordialmente invitados, como ciento de millones de veces habran oido dicir, a estar unos dias en mi ciudad.
Mucha suerte y buena vibra para este año que comienza y perdon por la falta de imaginacion...(fue bastante estupido tomar como ejemplo a un ZAPATO para su acto de improvisacion, lo siento, fue lo primero que se me ocurrio).
cuidese mucho!